Eskolan Konposta

El alumnado del Instituto Bideberri ha realizado mejoras para la recogida de residuos

Durante estas últimas semanas en el Instituto Bideberri del barrio de Bidebieta de San Sebastián han realizado mejoras junto con el alumnado  para la recogida de los residuos originados en las zonas de ocio.

En este centro educativo existían las papeleras clásicas que se encontraban antes en las calles y estaban esparcidas por las diferentes zonas de ocio. Junto con el alumnado se han limpiado estas y se han pintado de colores, dependiendo el residuo que se vaya a recoger en ellas, colocándolas en grupos a posterior. Así, a partir de ahora tienen la posibilidad de reciclar de forma correcta.

Dentro de las actividades desarroladas dentro de la Agenda30 escolar también se ha impulsado la mejora del huerto escolar. Se han instalado nuevos compostadores creando una zona de compostaje de tres cajones.

 

 

Nueva zona de compostaje en Orereta Ikastola

Este mes se han incorporado nuevas compostadoras en varios centros que forman parte del proyecto Eskolan Konposta. En esta ocasión, se han instalado en el centro Orereta Ikastola de Errenteria, con el objetivo de hacer compost con los residuos orgánicos que generan tanto alumnado como profesororado en el almuerzo y con el generado en la limpieza de la huerta.

En la ikastola Orereta están muy activos con esta acción, «El hecho de que el área de Añabitarte de Orereta Ikastola esté en la zona de montaña nos ofrece grandes posibilidades de aprender tanto en la naturaleza como de la naturaleza. La baso-eskola, la huerta o el parque de juegos terrestres creado por los propios alumnos para los compañeros pueden ser ejemplos de ello. «

Con los alumnos han creado una patrulla verde. «Las brigadas de medio ambiente tienen una «misión» semanal, los lunes y viernes: en el primero, limpian el patio; y en el segundo, además de limpiar el área de juego, recogen los residuos orgánicos de toda la semana de los envases marrones. Una vez hecho esto, se inicia el trabajo en la caja de compostaje: se ventila la de la semana anterior, se echa encima lo que acaban de recoger y para terminar lo cubren todo con materia seca.»

En el año 2016 se inicia la elaboración de compost en la Ikastola Orereta con el fin de utilizarlo en la huerta de compost que allí se genera. La cantidad de residuos orgánicos que generaban en un curso se gestionaba a través de dos compostadoras pero se han quedado pequeños. «Para llenar el ciclo del compost hace falta tiempo y como tenemos las compostadoras llenas hemos decidido poner más. Una vez extraído el compost de las compostadoras antiguas las cambiaremos de ubicación y se creará un compostaje compuesto por cuatro compostadoras «.

También se están llevando a cabo estos días diversas sesiones didácticas en las aulas para la sensibilización del alumnado de primaria, aprendiendo cómo gestionar todo tipo de residuos domésticos a través de unos juegos.

Fuente: Orereta Ikastola

Cuaderno «Pinta y aprende»

Con la semana europea de prevención de residuos se han llevado a cabo diversas acciones desde la Fundación Cristina Enea. Entre ellas la actividad «Semana sin Plásticos», que se ha llevado a cabo en 20 centros escolares de Gipuzkoa y Navarra. Además, se ha continuado con el apoyo en las compostadoras de los centros escolares y se han realizado sesiones didácticas para alumnado con nuevas medidas con motivo del COVID19.

También se ha desarrollado la posibilidad de trabajar por sí mismos el tema del reciclaje en los centros escolares. Por ejemplo, a través de las unidades didácticas que se suben en el proyecto ONdakin, aprenden cómo hay que reciclar los residuos de forma adecuada.

En el proyecto Eskolan Konposta se ha enlazado el cuaderno «Dibuja y aprende» para que los centros que lo deseen puedan descargarlo. A través de este cuaderno, los alumnos de primer ciclo de educación infantil y primaria aprenderán a través de dibujos, identificando y pintando, a dónde hay que depositar cada residuo. Además de pintar, se proponen otras pruebas y juegos.

Cuaderno AQUÍ.

Fundación Cristina Enea se une a la Semana Europea para la Prevención de Residuos

Según Greenpeace, la producción global de plásticos se ha disparado en los últimos 50 años, y en especial en las últimas décadas. De hecho, en los últimos diez años hemos producido más plástico que en toda la historia de la humanidad.

Es por ello que desde Fundación Cristina Enea queremos unirnos a la Semana Europea para la Prevención de Residuos (21 al 29 de noviembre) aportando acciones que creen una reflexión en la ciudadanía sobre el consumo de plásticos y envases, sobre todo aquellos de un solo uso.

A través de la campaña «Semana Sin Plásticos», acción que podrá ser desarrollada en cualquier colegio europeo, se pretende reducir durante una semana los plásticos y envases que el alumnado lleva a los centros escolares para el almuerzo. Cada día se genera en estos centros cantidad de residuos, tales como papel de aluminio, bolsas de patatas, latas y tetrabriks. Esta campaña se desarrollará en la semana del 23 al 27 de noviembre.

Mediante pequeños gestos se pretende sensibilizar a toda la comunidad escolar y crear resiliencia frente a la cantidad de residuos que generamos. Con el simple gesto de utilizar táperes para la comida y cantimploras o termos para las bebidas, reduciremos la producción de residuos notablemente.

Toda la información sobre la campaña, material descargable, así como la ficha de inscripción al proyecto puede obtenerse en el siguiente BOLETÍN.

Además durante esa semana se lanzarán diferentes recursos a través de los proyectos ONdakin y Eskolan Konposta que la Fundación Cristina Enea gestiona, así como pequeños clips de sensibilización a través de las redes sociales.

Animamos a difundir la acción a todas las personas que se encuentren en alguna comunidad escolar.

¡Cuidemos aquello que tanto queremos!

La primera mascarilla compostable de Europa está hecha con fibra de cáñamo

El material sanitario desechable ligado a la pandemia de coronavirus ya le está pasando factura a un planeta empachado de plástico, emisiones contaminantes y residuos que asfixian a los ecosistemas. El de las mascarillas constituye un grave problema especialmente para el medio marítimo: agravan una situación que de nueva no tiene nada. Sin contar todas las máscaras faciales y guantes que acaban en nuestras aguas, la ONU estima que cada año se arrojan al mar 13 millones de toneladas de plástico y que la mitad de este material producido a nivel mundial es para artículos de un solo uso.

Una de las principales alternativas, además de la utilización de mascarillas de tela, es el desarrollo de opciones de este tipo biodegradables y por tanto, respetuosas con el suelo, el océano y la biodiversidad. En una fábrica de la Francia rural, desde el comienzo de la pandemia los láseres cortan lienzos de cáñamo para confeccionar lo que según sus creadores se trata de la primera mascarilla facial compostable de Europa.

Tras irrumpir el coronavirus en el mundo, la compañía vio que su material compostable -usado para plantación y envasado- también podría usarse como un filtro seguro para máscaras, respondiendo a la emergencia sanitaria con su aportación de fieltro vegetal. El resultado obedece a un impulso del consumo responsable, ecológico y ético. Su máscara es biocompostable, compuesta por un fieltro que filtra al 100% en fibras naturales de cáñamo francés, con rendimiento controlado por la DGA, conforme a la categoría UNS 2, y se vende lista para usar o como kit dependiendo de sus necesidades.

La startup se llama Geochanvre y presenta las máscaras de cáñamo como una forma de reducir los desechos plásticos durante la pandemia de coronavirus a partir de equipos de protección de un solo uso que, según los ambientalistas, tardará siglos en descomponerse y está contaminando los océanos. “Es una herejía no prohibir los productos de polietileno, materiales que se envían a todos los rincones del mundo. Utiliza materiales agrícolas locales”, dijo a Reuters TV Frédéric Roure, presidente fundador de Geochanvre.

Mientras que la mayoría de los equipos de protección de un solo uso están hechos de plásticos, incluidos polipropileno, polietileno y vinilo, estas mascarillas están elaboradas de este material totalmente natural que retorna al suelo sin problemas. El forro de la máscara incluye una mezcla de almidón maíz para mayor comodidad y una banda elástica reciclable. Los fardos de fibra de cáñamo se pasan a través de compresores y rodillos antes de emerger al final de la línea como láminas planas empaquetadas, listas para ser cortadas y dobladas a mano.

Las ventajas de esta mascarilla incluyen un nivel de eficiencia de filtración del 89% a partículas de 3 μm, una permeabilidad al aire de 459 litros / m2 / seg para una depresión de 100 Pa y un producto compostable local natural. Cuestan menos de un euro cada una, se pueden pedir en paqueres de 50, 250 o 400 máscaras, así como personalizar con distintos logos. La caja de 50 se vende por solo 34,29 euros.

Los clientes, en su mayoría de Europa y Canadá, han comprado hasta ahora 1,5 millones de máscaras de cáñamo desde marzo, según recoge World Economic Forum. Teniendo en cuenta que las desechables que acaban en el océano tardarán hasta 450 años en descomponerse, según el grupo de campaña Waste Free Oceans, vale la pena apostar por alternativas compostables elaboradas a partir de cáñamo o fibras de madera.


Noticia en origen publicada en Ticbeat.com

Gestión de residuos domésticos – nuevo póster

En las últimas semanas se ha producido un incremento del consumo en las viviendas. En el día a día, dependiendo de nuestra forma de vida, muchas comidas las hacíamos fuera de casa. Antes generábamos cantidad de residuos diariamente en el centro de trabajo, en los colegios, en los restaurantes y bares y en nuestras calles. Ahora que tenemos que pasar nuestro día en casa, el consumo en las viviendas ha aumentado.

Además, se han tomado medidas especiales en la gestión de residuos con motivo de la COVID19. Se anunció que los ciudadanos contaminados o en cuarentena con la COVID-19 deberían recoger sus residuos sin poner en peligro a nadie recogiendo los residuos en una bolsa hermética en la habitación para la correcta gestión por parte del los municipios, antes de sacarlos de la habitación la cierren y los introduzcan en otra bolsa y, finalmente, introduzcan esa segunda bolsa en la bolsa del resto del rechazo.

Todos los residuos de personas enfermas han tenido que ser destinados al rechazo sin reciclar y en algunos lugares se ha reducido la separación del residuo orgánico. Por un lado, por miedo al contagio y, por otro, por la dificultad de acceso a las bolsas compostables (no se puede calificar como un problema para la población, ya que en la mayoría de los supermercados se pueden adquirir bolsas compostables).

Con el objetivo de impulsar la recogida selectiva, el departamento de Educación de Cristina Enea ha decidido publicar un póster que sea válido para todas las edades (desde un niño de 2 años y hasta alguien de 99). En una imagen adaptada a residuos domésticos, tras su éxito en los colegios, cualquier miembro de la familia será capaz de reciclar bien los residuos.

Desde el departamento de educación de la Fundación también se han difundido algunos criterios sencillos:

– A la hora de comprar productos, pensar en la cantidad de residuos que va a generar, intentar comprar productos a granel y llevar bolsas propias al supermercado.

– Pensar si se puede reutilizar antes de depositar un residuo. Con los envases los niños y niñas pueden hacer juguetes o manualidades, por ejemplo.

– Cuando generemos el residuo y lo deshagamos, pensar en el contenedor al que vamos a depositarlo (lo más fácil es tirarlo al rechazo pero más del 90% de los residuos pueden ser reciclados.

– Si los residuos generados están manchados con comida, limpiar antes de depositarlos.

– Si un producto está compuesto por diferentes materiales y estos materiales pueden ser separados, cada material será destinado al contenedor correspondiente. Si no pueden separarse, al rechazo.

– Muchas veces mezclamos vidrio y cristal, y los usamos igual, pero no son iguales. Es importante conocer las diferencias entre vidrio y cristal, ya que su separación nos ayudará mucho a reciclar. Comprobamos si es vidrio y lo tiramos al contenedor verde. Si es cristal lo guardaremos en una caja y lo llevaremos al Garbigune. Si es muy poco, lo derivaremos al rechazo.

– Animar a separar los residuos orgánicos. En todos los municipios cercanos, la población puede reciclar bien este tipo de residuo utilizando la recogida selectiva o el sistema puerta a puerta. Y aunque no tengamos terraza ni zonas verdes, en estas semanas de estancia en casa es una buena idea conocer el proceso de compostaje con los niños y niñas. Es una buena oportunidad para entrar en contacto con la naturaleza a través de una maceta o con un cubo, aprovechando los restos de fruta y mezclándolos con tierra.

– ¡Atención! Los guantes y máscarillas se tirarán al rechazo. En los aparcamientos de los grandes supermercados y en las calles se han encontrado materiales tirados en el suelo que perjudican a la naturaleza.

Os animamos a que coloquéis nuestro póster en vuestras cocinas. Entre todos conseguiremos preservar la naturaleza.

Haz clic para acceder a Etxe_Hondakinak_eus_cast.pdf

Manualidades y residuos, acercando las nuevas generaciones a la sostenibilidad

Ahora que pasamos más tiempo en casa tal vez seamos más conscientes de la cantidad de residuos que generamos cada día. Puede ser una bonita oportunidad para acercar a las generaciones más jóvenes a la sostenibilidad, a través de una manualidad que, además de servir para decorar nuestras paredes, visualiza de manera muy clara la tipología de residuos que generamos en casa.

Nuestro compañero Josemari Rodríguez, responsable de proyectos como Eskolan Konposta y ONdakin, nos propone esta sencilla actividad que podemos llevar a cabo con los más pequeños de casa. «Es una oportunidad para que los niños y las niñas aprendan a identificar y a separar los residuos», nos comenta Josemari, quien añade que «esta actividad ayuda a realizar una reflexión tanto sobre los modelos de consumo como los propios residuos».

Para ello el técnico de Fundación Cristina Enea ha elaborado una tabla (que podéis obtener en el archivo adjunto de esta noticia) donde se señalan los días de la semana y la tipología de residuos. La actividad es tán sencilla como rellenar cada día el tipo de residuos que generamos en casa. ¿Con qué color? Dependiendo de la cantidad que generemos de cada residuo el color podrá ir del verde (cero residuos de ese tipo en concreto) al negro (cinco o más residuos).

Así, «fomentando la creatividad de los más pequeños», cada semana podremos obtener un bonito cuadro con multitud de colores, que nos servirá para dos cosas: para decorar nuestra casa y para visualizar de manera clara la cantidad de residuos que generamos en casa. «Como cada casa, y cada semana, son diferentes, siempre nos saldrán cuadros diferentes», manifiesta Rodríguez.

Recogida de Residuos Orgánicos en los municipios de la Mancomunidad de Sanmarkos durante la cuarentena

Junto a la cuarentena ha surgido una preocupación en la población. ¿Cómo gestionar nuestros residuos? En un artículo anterior se indicaba qué hacer en los hogares con casos positivos. Tratando de responder algunas de las preocupaciones o preguntas que han llegado en esta ocasión, hemos querido analizar cómo se recogen los residuos orgánicos en los diferentes municipios de la Mancomunidad de Sanmarkos.

DONOSTIA

La recogida de los residuos orgánicos se realizará de forma tradicional. Se puede seguir utilizando el quinto contenedor de la calle. Las dificultades para la obtención de bolsas compostables serán palpables en este municipio ya que la mayoría de las máquinas están ubicadas en casas de cultura y polideportivos. De momento están disponibles en un único punto: en el edificio de la policía local de Morlans. Si se nos agotan las bolsas que reparte el Ayuntamiento, durante estas semanas se recomienda comprar bolsas compostables en el supermercado y seguir utilizando el servicio de recogida.

ERRENTERIA

La recogida de los residuos orgánicos se realizará de forma tradicional. Se puede seguir utilizando el quinto contenedor de la calle. Las bolsas compostables se podrán obtener en cuatro de las siete zonas diferentes:

  • Capuchinos: c/Sorgintxulo, 11
  • Iztieta: Avenida de Navarra 24. En la Iglesia de San José Obrero
  • Casa Consistorial: Herriko plaza
  • Beraun: Aita Donostia en la parte trasera de la calle. Junto a la asociación de jubilados

PASAIA

La recogida de residuos en este municipio no se ha reducido y las bolsas compostables se podrán recoger en los espacios habituales.

  • Donibane: a la entrada de la zona deportiva del edificio multiusos (encima de la sociedad de remo), Lezobidea, s/n.
  • San Pedro: en la Herriko Plaza, en la planta baja de la Tenencia de Alcaldía (entrada a la biblioteca).
  • Antxo: en Gure Zumrdia, junto a los aseos que se limpian automáticamente.
  • Trintxerpe: tenencia de Alcaldía, Euskadi Etorbidea, s/n. (Junto a la Policía Municipal y el SAC de Trintxerpe).

HERNANI

El servicio puerta a puerta sigue siendo el mismo de siempre y se ha adaptado la recogida selectiva de residuos urbanos con motivo del COVID-19 a las viviendas de personas en cuarentena o enfermas. La medida se ha adoptado para evitar que los residuos de la población contaminada o potencialmente contaminada se mezclen con los de otros hogares, con el objetivo de reducir el riesgo de contagio del virus.

A estas familias se les pide que introduzcan todos los residuos en una bolsa y se pongan en contacto con el Ayuntamiento (llamando a los teléfonos 943 54 30 16 o 668 84 17 74). Al resto de ciudadanos se les pide que tiren guantes, mascarillas y pañuelos en el cubo del rechazo.

LEZO

La recogida de residuos en este municipio no se ha reducido y en estas semanas se ha decidido retirar la llave que se utiliza para el rechazo y la apertura de los contenedores para residuos orgánicos, ya que estos contenedores estarán abiertos. Las bolsas compostables no podrán adquirirse en el polideportivo municipal.

USURBIL

El ayuntamiento ha adaptado el sistema puerta a puerta a los hogares contaminados o en cuarentena. El puerta a puerta se mantendrá a salvo de los que estén en cuarentena o aislados por el virus Covid19. A estas familias se les pide que depositen todos los residuos en una bolsa y se pongan en contacto con el Ayuntamiento llamando al teléfono 669 87 40 22.

Al resto de ciudadanos se les pide que tiren guantes, mascarillas y pañuelos en el cubo del rechazo.

OIARTZUN

El Ayuntamiento de Oiartzun realizará una recogida especial de residuos de la población contaminada o en cuarentena con la COVID-19. Para poder organizar la recogida, los ciudadanos contaminados o en cuarentena deberán llamar a la Policía Local para informar de su situación (943 49 33 11). Posteriormente, desde el Ayuntamiento se les volverá a llamar para concretar cuándo se llevará a cabo la recogida de sus residuos y explicar el procedimiento a seguir.

Los ciudadanos contaminados o en cuarentena con el COVID-19 deberán realizar la recogida de sus residuos por el Ayuntamiento sin poner en peligro a terceros: introducir todos los residuos en la sala en una bolsa hermética; cerrarla antes de salir de la habitación y depositarla en otra bolsa; finalmente, introducir y extraer esta segunda bolsa en la bolsa del resto del rechazo.

El resto de la población deberá retirar los residuos de la forma habitual, la fracción que le corresponde cada día.

URNIETA

El Ayuntamiento de Urnieta ha tomado la decisión de abrir los contenedores de rechazo todos los días de forma provisional para que las personas que tengan que utilizar materiales preventivos, como guantes o mascarillas, puedan depositarlos una vez utilizados. Estos materiales deben depositarse cuidadosamente en el contenedor del rechazo, depositados en una bolsa y herméticamente cerrados para evitar contagios.

El Ayuntamiento espera que esta medida sea utilizada por las personas necesitadas y no altere el buen comportamiento que han tenido los ciudadanos a la hora de separar los residuos. Por otro lado, al no estar disponible la máquina de bolsas compostables instalada en Lekaio, las brigadas ofrecen la posibilidad de adquirir las bolsas a la entrada de Lekaio con un horario reducido. También estarán disponibles con la presentación de la tarjeta o para acercarlas a algún vecino.

ASTIGARRAGA

Las bolsas de residuos de los enfermos deben depositarse en el contenedor del rechazo. Queda terminantemente prohibido depositar los residuos de las personas afectadas en los contenedores de recogida selectiva, así como en las inmediaciones de los mismos.

Por ello, mientras dure el estado de alarma los contenedores de orgánico y rechazo permanecerán abiertos todos los días. Asimismo, durante el periodo que dure esta situación no será necesario disponer de tarjetas para abrir los contenedores de rechazo y residuos orgánicos. No se recogerán residuos voluminosos.

LASARTE – ORIA

La recogida de los residuos orgánicos se realizará de forma ordinaria salvo en las familias o viviendas donde haya personas con coronavirus o en cuarentena, que se actuará como en el resto de municipios con recogida selectiva de resiudos. Se puede seguir utilizando el quinto contenedor de la calle. Las bolsas compostables pueden seguir siendo recogidas en la máquina instalada en el antiguo ayuntamiento.

No dejar bolsas de residuos alrededor de los contenedores y depositar cada tipo de residuo en el contenedor correspondiente. ¡Actuemos con responsabilidad!

Guantes de un solo uso para el compost y las compras, al rechazo.

Estos días, con la expansión del caso coronavirus, se ha multiplicado el uso de un producto. En el día a día se han desplegado guantes de un solo uso para salir a la calle o en jornadas de trabajo. A nivel particular, no existe un protocolo oficial para el uso de estos guantes en personas individuales para evitar contagios. De hecho, la directora de Salud Pública de la OMS, María Neira, ha declarado este miércoles a la emisora Rac-1 que la situación actual de falta de suministro de fármacos es «irracional y desproporcionada». La medida más eficaz, recordó, es mantener una buena higiene de las manos.

Con esta noticia se pretende dar a conocer cómo deshace la sociedad esos guantes una vez utilizados. Hay quienes de forma civilizada la recogen correctamente. Pero hay otros muchos que cuando salen de una tienda o se montan en el coche tiran esos guantes al suelo sin pensar en las consecuencias. ¿Quién recogerá esos guantes después? ¿Se va a someter a esa persona a esos guantes que pueden estar contaminados? ¿Por efecto del viento, ese guante acabará en alguna charca, en algún río o directamente en el mar? Estas y muchas otras preguntas son las que queremos transmitir tanto con este residuo como con otros muchos que se encuentran abandonados día a día en las calles y en nuestra naturaleza.

A través de la campaña «Después de usarlos, ¡A la papelera!» Queremos acercar a la población una buena gestión de residuos. Y en este caso, ¿a dónde tirar los guantes?

En palabras de Ecoembes, <<Es común utilizar guantes para fregar, cocinar o curar pequeñas heridas en el ámbito doméstico. A la hora de reciclar estos objetos, lo primero que debemos hacer es comprobar el material del que están hechos, ya que las posibilidades son muy numerosas. Además, deberemos tener en cuenta si están contaminados o sucios, ya que eso también condicionará su reciclaje.

En caso de estar manchados de materiales orgánicos (comida, plantas, sangre…), deberán depositarse en el contenedor para restos, el gris. Si no lo están y son guantes hechos de fibras sintéticas (neopreno, PVC o nailon, entre otros), deberán separarse, teniendo en cuenta que cada material se deposita en contenedores distintos. Los guantes de nailon deben ir también al contenedor gris, por ejemplo, mientras que los de neopreno deberán depositarse en contenedores de ropa. Los de PVC, por su parte, se reciclarán en el contenedor amarillo. Aquellos hechos de fibras naturales (celulosa o seda) deberán depositarse en un punto limpio>>

Además de estos casos, se recomienda utilizar guantes reutilizables para trabajar con compost. Según los trabajos que se van a realizar en la compostadora, los guantes de un solo uso son muy frágiles y no protegen tanto del patógeno como de la suciedad. En la web JardineriaON, por ejemplo, podéis encontrar una buena comparación de guantes.

Descarga del POSTER.

Recomendaciones sobre el manejo de la basura en hogares con positivos o en cuarentena por COVID-19

Fuente: Sanmarkos.eus

En la página web de la Mancomunidad de Sanmarkos podemos ver una nota con indicaciones para la gestión de residuos domésticos en hogares donde haya algún positivo con este virus.

Los residuos de la persona enferma, incluido el material desechable que utilice (pañuelos, guantes, mascarillas), se han de eliminar en una bolsa de plástico (bolsa 1) en un cubo de basura dispuesto en la habitación, preferiblemente con tapa y pedal de apertura, sin realizar ninguna separación para el reciclaje.

La bolsa 1 debe cerrarse adecuadamente e introducirse en bolsa 2, al lado de la salida de la habitación, donde además se depositarán los guantes y mascarilla utilizados por la persona cuidadora, y se cerrará adecuadamente antes de salir de la habitación.

La bolsa 2, con los residuos anteriores, se depositará con el resto de los residuos domésticos en la bolsa de basura general de casa (bolsa 3) correspondiente a la fracción resto o rechazo.

La bolsa 3 cerrada adecuadamente se depositará exclusivamente en el contenedor gris, correspondiente a la fracción resto o rechazo.

Más información AQUÍ.

Nabigatzen segituz gure cookien politika onartzen duzula ulertuko dugu. Al continuar con la navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies. +Info

Cookien erabilpena. eskolankonposta.eus-k bere cookiak eta hirugarren batzuenak erabiltzen ditu nabigazio esperientzia hobetzeko eta azterketa analitikoak egiteko. Nabigatzen segituz gure cookien politika onartzen duzula ulertuko dugu. Uso de cookies. eskolankonposta.eus utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y realizar analíticas. Al continuar con la navegación entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Itxi / Cerrar